La canción «el ahijado» se la compuso el cacique a un amigo ganadero llamado Francisco (“Sambi”) y a su esposa Beatriz. Ellos tenían un hijo y Diomedes era el padrino.

A Francisco lo secuestraron y luego lo asesinaron. El niño estaba muy pequeño y cuando preguntaba por su papá, le decían que estaba con Diomedes, su padrino.

Después de un tiempo el cacique en una visita que le hizo a su comadre; el niño escuchó que en la portería del edifico habían anunciado que Diomedes los había ido a visitar.

Entonces el niño emocionado gritó “llegó mi papá”, pero se llevó la sorpresa de que no estaba y le preguntó a su padrino por él, entonces Diomedes quebró en llanto.

De regreso a su casa, el cacique empezó a componer y la primera frase fue “comadre como esta como le ha ido, he llegado a su casa porque sé que a pesar que el compadre se nos fue yo sé que aquí cerquita está conmigo”.