Estuvo perdido durante 3 días

Cuando era niño, el Charrito Negro y su hermana se iban caminando al colegio. “Yo era muy apegado a mi hermana”, dice el cantante de música popular.

Un día, El Charrito se le voló a su mamá porque no había ido a la escuela y se fue a buscar a su hermana al colegio para acompañarla de regreso a casa.

Cuando iba caminando se encontró con un niño que le dijo que jugaran y en vez de seguir el camino al colegio, cogió por otro camino, yéndose con él.

“Me llevó, él hablaba conmigo. Duré 3 días perdido entre la maleza y dizque me oían cantar y hablar. Por eso fueron a buscarme a allá”, dice el artista.

Dice que el duende “Por lo menos no me dejó aguantar hambre”, ya que alrededor de donde lo encontraron había varias pepas de guama, lo que para él significa que el duende lo alimentó.