En 1976, Joe Arroyo sacaba al mercado el álbum ‘echao pa’ lante’, donde estaba incluido el tema ‘Tumbatecho’, canción que compuso en una habitación arrendada en el barrio abajo de Barranquilla.

En la letra el Joe describe una “traba maluca” que sentía después de haberse dado cuenta en una fiesta, que le estaban siendo infiel. Acostado en la cama empezó a sentir “la maluquera” de todo lo que había consumido.

Por eso la canción dice: “Llegó a su casa derecho, de haber rumbeado con despecho, de hecho, cayó al lecho mirando el techo”.

Y en medio del revuelto de sensaciones producidas por los narcóticos y el alcohol, escribió: “Mira no fumes de eso, mira que me tumba el techo, derecho, techo cae techo. Traigo una fuma y eso que no he tomado bien derecho”.

Aunque el tema era algo fuerte para la época, Joe decidió darlo a conocer porque él decía que era como una forma de desahogarse y que la gente supiera lo que el sentía cada vez que su adicción le ganaba la batalla.